Jueves, 05 de febrero de 2009



Cuba: 50 años de dictadura castrista.




El día primero de febrero  ha constituido una muestra de que tenemos voz propia, no nos paga la "mafia cubano americana". El mundo nos escucha, el mundo nos lee y nos apoya, porque tenemos pruebas concretas del genocidio castrista, esa es la pura verdad y no otra.

Agradecemos de hecho, la solidaridad de todos los españoles dignos y de buena voluntad, que alientan cambios democráticos en Cuba.

El pueblo cubano a dicho basta ya de tantas muertes inocentes, de tantas torturas, el camino está hecho.

El apoyo viene  llegando, incluso de dentro, de los detractores del propio gobierno cubano, aquellos en quienes el desgobierno cubano confía "plenamente", porque sus hijos también padecen hambre, porque también sus casas han sido destruidas por los huracanes, porque a muchos de ellos el castrismo genocida, les ha engañado con falsas promesas de progreso y prosperidad que en 50 años no han cumplido, a pesar de tanta represión, el comercio desleal y falta de garantías salariales para los cubanos de a pie.

Las Fuerzas Armadas nunca llegarán a reprimir al pueblo, pase lo que pase, porque ya no le siguen el juego al Castrismo.

El falso concepto de una "guerra de todo el pueblo", contra los enemigos invisibles que han creado en la mente de los cubanos, una imagen de militarismo, llenando la isla de huecos que podrían ser utilizados como refugios "si el enemigo ataca”, sumiendo a la población en un gran Síndrome de Estocolmo, se comienza a desvanecer, de forma irremediable.

El pueblo cubano reclama su mejor terapia, la denuncia pública, la fe en el futuro, para que podamos instituir en nuestra Patria un Estado de Derecho, se lleguen a celebrar elecciones libres y democráticas y que manden en Cuba los cubanos, quedando abolido de forma radical cualquier acuerdo legislativo constitucional que permita la constitución de nuevos regímenes totalitarios en Cuba.

Que nos sirva de experiencia para el futuro, que el poder no se "conquista", al estilo vikingo, se gana en las urnas, como debe ser, vivimos en el siglo XXI, la utopía de un socialismo democrático en Cuba, no es más que la mentira que ya nadie cree.

 

 

 

 


Publicado por valerosos @ 4:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios