Lunes, 12 de septiembre de 2011

Un grupo de fieles se mantienen encerrados dentro de una iglesia de la Habana. Se quejan de la presión policial, ante algo que se acostumbra a realizar por religiosos en cualquier parte del mundo. En cualquier sitio salvo en Cuba, donde existe una dictadura militar férrea y discriminatoria, donde se violan a diario los derechos humanos.

Otros incidentes de protestas civiles se han constatado en varios sitios de la Habana y provincias Orientales, tal es que el hambre y la miseria humana va colmando la paciencia de los cubanos de a pie, ante un Gobierno sin respuestas a los reclamos del pueblo.

 

 

A continuación podrán observar un ejemplo de la "justicia revolucionaria", de los esbirros castristas en la Sierra Maestra, Fidel  y su fiel hermano genético y de fechorías Raúl también Castro Ruz, ataron al árbol las manos del considerado "contrarrevolucionario", Camilo Cienfüegos, otro gallo que bien cantaba, le miraba al "detenido". Pan comido,  así el futuro asesinado no tendría la oportunidad de saber cual de los tres asesinos le dispararía, no podría "perserguirle" y este dormiría más tranquilo en su psicopático lecho de culebras.

 


Publicado por valerosos @ 16:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios